Pihuamo

Donde la naturaleza da color a la vida

Pihuamo es un pueblo semi-rural, ganadero y cañero, con geografía por demás abrupta y un clima caracterizado por una eterna primavera maquillada con el verde de sus colinas regocijantes en caña de azúcar, dulce y alegre como su gente que celebra la vida.

DE PASEO Y AVENTURA

Arquitectura Religiosa: Destacan las iglesias de Santo Santiago Apóstol, de Cristo Rey, y la Hacienda El Naranjo.

Fincas Históricas: Haciendas El Naranjo, La Estrella, El Tule, y el Rancho de San José de Limón. Casa de la Familia Jasso, Hotel Jardín, y las fincas El Guayabillo y La Gloria Escondida.

MONUMENTOS

Bustos en honor a Benito Juárez y a Emiliano Zapata, en el Jardín Independencia. Monumentos a la Patria y a Cristo Rey.

GASTRONOMÍA


Picadillo, tamales, tostadas, sopitos picados, birria de chivo, mole de guajolote, gallina o cerdo, enchiladas, pozole, chilaquiles y chicharrones.
Dulces: conservas de ahuilote, mango,
calabaza, y ciruela, dulces de leche, azúcar y canela, colados y pinole.
Bebidas: Ponches, jugo de caña, raspados y atole.

DE FIESTA

Celebraciones a La Santa Cruz, el 3 de mayo; a Santo Santiago Apóstol, patrón de la parroquia, el 25 de julio; y del 3 a 12 de diciembre las fiestas Guadalupanas.

ARTESANÍAS

Capas hechas de palma tejida llamadas “chinas”, huaraches, sillas de montar y accesorios, fornitura para pistolas, frazadas de lana, equipales, bordados y deshilados, y sogas de cuero y cinchos.

 

 

 

 

 

Закажите недорогой анализ воды